My story
En la plaza de mi pueblo,
dijo el jornalero al amo:
nuestros hijos nacerán
con el puño "levantao".
Que mi voz suba hasta el monte,
que mi voz baje al barranco,
hasta que los jornaleros
se apoderen de los campos.
/